¿El Parkinson inicia en los intestinos?

¿El Parkinson inicia en los intestinos?

Con información de Science Alert

La enfermedad de Parkinson es un trastorno del movimiento. Ocurre cuando las neuronas no producen suficiente cantidad de dopamina. Aunque algunos casos han demostrado darse por genética; en la mayoría de los pacientes no ha habido antecedentes.

Durante mucho tiempo se ha creído que este padecimiento comienza en el cerebro, pues sus síntomas están relacionados con el temblor de las extremidades; rigidez en piernas, brazos y tronco; lentitud de movimiento, y problemas de equilibrio y coordinación. Sin embargo, nueva evidencia sugiere que el Parkinson podría comenzar en los intestinos antes de llegar al cerebro.

En 2017, en un estudio publicado en la revista Neurology, se observaron bajos niveles de la enfermedad en pacientes que habían tenido un procedimiento llamado vagotomía truncular, la cual se usa para tratar úlceras duodenales que no responden a tratamiento farmacológico y disminuyen la secreción ácida del estómago.

Durante esa cirugía, se remueven partes del nervio vago, ligado al tracto digestivo y al cerebro.

Así, durante cinco años de análisis, notaron que los pacientes sometidos a dicha operación tenían un 40 % menor probabilidades de desarrollar Parkinson.

Los investigadores, del Karolinska Instituet, de Suecia, indicaron que esa diferencia los hizo regresar a trabajos previos en los que suponían que el trastorno de Parkinson tenía implicaciones en alguna parte del aparto digestivo.

La hipótesis de los especialistas es que las personas con Parkinson suelen tener problemas gastrointestinales como constipación, la cual puede iniciar décadas antes de que el trastorno aparezca.

El 0.78 % de las personas de la muestra desarrollaron Parkinson después de cinco años de una vagotomía troncular, en comparación con 1.08 % de quienes tuvieron una vagotomía selectiva.

El 1.15 % de las personas sin cirugía que desarrollaron Parkinson fueron monitoreados por cinco años y notaron que el nervio vago tuvo alguna influencia en el padecimiento.

Una de las hipótesis de los científicos es que las proteínas del intestino se pliegan de manera incorrecta y esa especie de error genético afecta al cerebro cuando se esparce de célula a células.

Dado que aún se desconoce cómo se produce el Parkinson, este estudio da una pista sobre dónde buscar.

Otras investigaciones de 2016 y 2017 también hallaron conexiones entre las bacterias intestinales y el desarrollo de Parkinson; lo cual sugiere que los científicos están más cerca de saber dónde comienza el Parkinson para bloquear la fuente.

Por supuesto, hay que recordar que el Parkinson es una condición compleja y se necesitan más investigaciones para probar estas hipótesis.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s